Mi secreto para adelgazar comiendo pan

Wafatips: descubre qué tipo de pan ayuda a perder peso y mejora el organismo

¿Existe un pan que adelgace?

Si, existe un pan que ayuda a adelgazar. ​Sé que podéis pensar que sólo he tratado de llamar vuestra atención para que entréis en el blog pero al igual que hago siempre, ​sólo quiero compartir mi experiencia personal​, no hacer publicidad de nada. Y si a mí me ha funcionado, por qué no os puede funcionar a vosotros también.

Hablo del pan elaborado con espelta: una variedad de trigo antiguo ​que aunque fue la base alimentaria en el entorno mediterráneo durante miles de años, cayó en el olvido debido a que es un cereal de pequeño tamaño y poco rentable para las grandes panificadoras. Sin embargo, ha conseguido ganarse el corazón (y la boca) de quienes estamos convencidos de la que mejor vida posible es una saludable.

¿Por qué el pan de espelta es saludable?

El pan de espelta es saludable por sus increíbles propiedades nutricionales: ​menos calorías y un 3% más de proteínas que el trigo común​. Además, sus hidratos de carbono van acompañados de ​abundante fibra​, lo que hace que tenga ​un índice glucémico bajo. ¿Qué significa eso? Pues que su asimilación por parte del organismo es lenta y progresiva y eso, a su vez, se traduce en dos beneficios increíbles: ​mayor tolerancia (sienta mejor) y más energía durante un tiempo más prolongado​. ¿No es justo lo que necesitamos quienes practicamos deporte y queremos sentirnos bien?

También es un cereal ​bajo en grasas ​(en su mayoría monoinsaturadas) y ​rico en vitaminas ​B y E, minerales como magnesio, manganeso, fósforo, hierro, cobre, cinc o potasio. Una combinación perfecta para el deportista ¿no crees?

¿Qué beneficios aporta la espelta a la salud?

Al margen de mi experiencia personal, que os contaré al final del post, todo lo que comparto a continuación está científicamente probado. Es importante para mí que sepáis que ​no creo en las dietas o productos milagros ​y que aunque todos tenemos una opinión, hay que informar con responsabilidad. Así es que toma nota:

  • Su vitamina B aporta​ la energía necesaria para afrontar el día​, por lo que se recomienda comerlo para el desayuno y antes de practicar deporte.
  • Su alto contenido en fibra ​favorece la digestión y previene el estreñimiento​, con el consiguiente hinchazón y malestar que éste genera.
  • Su sabor intenso hace que tenga ​un alto poder saciante​, por lo que reduce los niveles de ansiedad a la hora de comer con hambre.
  • Ayuda a ​prevenir el colesterol​ debido a sus propiedades cardiosaludables.
  • Fortalece el sistema inmunitario​, lo que se traduce en bienestar físico y emocional (previene el estrés y reduce el acné).
  • Ayuda a depurar la sangre y regular la coagulación sanguínea ​y es muy recomendable en algunos casos de diabetes tipo 2 y en ciertos tipos de obesidad.
  • Tradicionalmente ha sido un cereal que se ha empleado para las personas que estaban convalecientes o con​ síntomas de debilidad​, con colitis y migrañas.

Mi experiencia personal con el pan de espelta

El consumo diario de pan de espelta me ha ayudado a ​perder más de 4 kilos de grasa en dos meses sin pasar hambre​, ni llevar a cabo una dieta estricta y sin renunciar, por tanto, al placer de comer pan.

Ese es el resultado más visible y que demuestra lo que afirmaba al principio del post: que comer pan de espelta adelgaza si lo complementas con una dieta saludable y hacer ejercicio​. Pero hay otros resultados todavía mejores: hablo de bienestar físico. Y justo por eso es que acabé re-descubriendo la espelta.

En España había terminado excluyendo el pan convencional de trigo de mi dieta porque me engordaba, básicamente. Cuando iba a Marruecos a visitar a mi familia desayunaba pan casero de espelta que elabora mi madre y, entonces, empecé a observar que durante esos días notaba una ​notable mejoría en el volumen de mi barriga, no tenía gases y encima me notaba saciada​ y volvía a Granada con la cintura más estrecha y con menos peso.

Cuando fui consciente de eso hice la prueba de volver a consumir pan de trigo y comprobé que volvía el peso y el hinchazón de barriga. Por eso he decidido finalmente consumir pan de espelta a diario, pero uno muy especial, el que yo mismo ​elaboro en casa con la receta de mi madre, ​que voy a compartir con vosotros 🙂

Receta tradicional para elaborar pan de espelta casero

Ingredientes:

  • 1kg. de harina de espelta integral 100%.
  • 50g de salvado de avena
  • 2 sobres de levadura
  • 2 cucharas grandes de aceite de oliva
  • Sal
  • 500 ml de agua tibia

Elaboración:

  • En primer lugar, mezclamos todos los ingredientes secos, luego añadimos la mitad del agua tibia y poco a poco, a medida que vamos mezclando y amasando, incorporamos el resto del agua hasta que ya no quede harina suelta y tengamos una masa compacta y homogénea.
  • Amasamos con los puños durante 10 minutos.
  • La tapamos y la dejamos reposar durante 10 minutos.
  • Separamos la masa en 6 bolitas y volvemos a dejarla reposar otros 5 minutos.
  • Aplastamos un poco las bolitas aunque no hace falta demasiado porque es una masa que no subirá luego mucho en el horno.
  • Tapamos con una manta y dejamos reposar entre 45 minutos y 1 hora.
  • Introducimos en el horno (posición intermedia, 200 grados de temperatura)
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Compartir
Share on twitter
Share on facebook